viernes, 27 de diciembre de 2013

75 libros que todo interesado en poesía peruana contemporánea debe leer





 60's


Antonio Cisneros. Canto ceremonial contra un oso hormiguero. Como higuera en un campo de golf. El libro de Dios y de los húngaros.
Rodolfo Hinostroza. Consejero del Lobo. Contra natura. Nudo borromeo y otros poemas.
Marco Martos. Cuaderno de quejas y contentamientos.
Luis Hernández. Las constelaciones. Vox horrísona.
Guillermo Chirinos Cúneo. Idiota del Apocalipsis.
Juan Ojeda. Arte de navegar.
Mirko Lauer. Ciudad de Lima. Santa Rosita y el péndulo proliferante.
Javier Heraud. El río. Estación reunida.
César Calvo.  El cetro de los jóvenes. Pedestal para nadie.
Walter Curonisy. Rehenes del tiempo.

70’s
Jorge Pimentel. Ave Soul. Tromba de agosto. Primera muchacha.
José Luis Ayala. Celebración del universo.
Manuel Morales. Poemas de entrecasa.
Cesáreo Martínez. Cinco razones puras para comprometerse (con la huelga).
José Watanabe. Álbum de familia. El huso de la palabra.
Juan Ramírez Ruiz. Un par de vueltas por la realidad.
Elqui Burgos. Cazador de espejismos.
Jorge Nájar. Malas maneras.
Oscar Málaga. El libro del atolondrado.
Abelardo Sánchez León. Poemas y ventanas cerradas. Rastro de caracol.
Carmen Ollé. Noches de adrenalina.
Tulio Mora. Oración frente a un plato de col. Cementerio general.
José Rosas Ribeyro. Currículum mortis.
José Cerna. Ruda.
Enrique Verástegui. En los extramuros del mundo. Angelus novus I y II (selección)
Carlos López Degregori. Las conversiones. Cielo forzado.
Mario Montalbetti. Fin desierto. Cinco segundos de horizonte.
Enrique Sánchez Hernani. Violencia del sol.
José Morales Saravia. Zancudas.
 

80’s

Oswaldo Chanove. El héroe y su relación con la heroína.
Roger Santiváñez. El chico que se declaraba con la mirada. Symbol.
Mariela Dreyfus. Memorias de Electra.
Domingo de Ramos. Pastor de Perros.
José Antonio Mazzotti. Poemas no recogidos en libro.
Rocío Silva Santisteban. Ese oficio no me gusta.
Jorge Frisancho. Reino de la necesidad. Estudios sobre un cuerpo.
Rodrigo Quijano. Una procesión entera va por dentro.


90’s

Ana Varela Tafur. Lo que no veo en visiones.
Miguel Ildefonso. Canciones de un bar en la frontera.
Montserrat Álvarez. Zona Dark.
Xavier Echarri. Las quebradas experiencias y otros poemas.
Victoria Guerrero. Ya nadie incendia el mundo. Berlín.
Josemári Recalde. Libro del sol.
Martín Rodríguez Gaona. Pista de baile.
Víctor Coral. Luz de limbo.
Lizardo Cruzado. Este es mi cuerpo.
Rafael Espinosa. Aves de la ciudad y alrededores.
Carlos Oliva. Lima o el largo camino de la desesperación.
Roxana Crisólogo. Abajo sobre el cielo.
 
2000
 
Manuel Fernández. Octubre. La marcha del polen.
Jerónimo Pimentel. Frágiles trofeos. Al norte de los ríos del futuro.
Romy Sordómez. Présago.
Miguel Ángel Sanz Chung. Quién las hojas.




30 comentarios:

  1. ¿Ningún poemario de Belli? Esta lista da verguenza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Más verguenza me da que siendo una lista que comienza con poetas aparecidos recién a partir de los sesenta seas tan despistado de pedir que aparezca Belli.
      Hay que aprender a leer. Y si se puede, leer.
      JC

      Eliminar
  2. Encantada, José Carlos. Me gustaría preguntarte si hay manera de acceder a los pdfs de algunos de los libros que recomendás. Gracias desde ya. MERCEDES

    ResponderEliminar
  3. Saludable hubiera sido colocar un par de poemarios de Eduardo Chirinos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es una opinión respetable. Pero, personalmente, a Chirinos no le encuentro un solo libro antologable. Pensé en Cuadernos de Horacio Morell, en Crónicas de un ocioso, en Archivos de huellas digitales, en fin, hasta hoy. Fui a mis estantes. Los revisé. Se me caían de las manos. Pensé que era porque me acababa de comer un pan con mantequilla y tenía los dedos resbalosos, pero no, eran los libros. Creo que pocas obras han envejecido tanto en tan poco tiempo como la de él. Puede ser una cuestión super subjetiva, cuestión de gustos. Pero en mi humilde lista no va. Por supuesto, diferir es sano y sagrado.

      Eliminar
    2. Lo que sucede es que sus mejores poemas no se encuentran en un libro único, de seguro encontraste altos y bajos a lo largo de toda su poesía.

      Eliminar
  4. En los 2000 creo que debería figurar Víctor Ruíz y Salomón Valderrama

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Respeto tu punto de vista. En mi opinión ninguno de los dos autores que mencionas tiene un libro que pueda calificarse de antológico ni representativo. Gracias por leerme.

      Eliminar
    2. Solo falta que te pidan a Winston Orrillo y José Beltrán Peña, vates destacados de nuestra tradición... muajajajaja

      A. Ayauja.

      Eliminar
  5. compare, a Chirinos te lo tienes que empujar con un pan con queso...

    ResponderEliminar
  6. Es increible que no figure "O un cuchillo esperandome".

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estuvo en la selección inicial de los 100. Es un libro interesante, con fuerza, que ya tendrá su espacio en este blog. No ahora.

      Eliminar
  7. falta lo esencial: los links de descarga!

    ResponderEliminar
  8. No aparece el poeta Javier Huapaya con su poemario que fue premio nacional a la poesía en los años 70. El poemario se titula Osamenta.

    ResponderEliminar
  9. ¿Por qué "Álbum de familia" de Watanabe y no "Cosas del cuerpo" o "Historia natural"? Un saludo y felicitaciones por el blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Camilo. Bienvenido.
      Creo que El huso de la palabra es un libro central en la obra de W. y que los libros que le siguieron, con la excepción del fallido Habitó entre nosotros, son derivados de aquel, sin que eso los desmerezca. Album de Familia es, por otro lado, uno de los libros más representativos de los años setenta, además de que contiene una buena cantidad de poemas antológicos como "Poema trágico con dudosos logros cómicos". Un abrazo.

      Eliminar
  10. y por que no haces una de la primera parte del s XX, para complementar la lista

    ResponderEliminar
  11. Gracias por la selección. Tengo interés en conocer mejor la poesía del Perú y esta lista me va a ser de gran utilidad. Si hicieras una lista de los 50, incluirías Luzbel de Reynoso?
    Saludos

    ResponderEliminar
  12. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
  13. He leído solo poemas sueltos del poemario que mencionas de Coral, pero no me parecieron gran cosa. Sí me gustó mucho "Poseía". Un amigo me lo envío a Uruguay el año pasado. Me parece un barroco bárbaro, muy serio y sin palabrería. Yo lo hubiera puesto en lugar del que figura en vuestra lista.

    Éxitos con el blog.

    Roberto.

    ResponderEliminar
  14. Faltaría incluir la obra de Podestá, Luque y Belevan.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  15. Una opinión respetable. No creo, sin embargo, que Podestá ni Luque tengan libros comparables a ninguno de los que he listado. Incluso algunos de sus libros (pienso en Crónicas de Narciso, de Luque) me parecen claramente defectuosos.No he leído el libro de Luque que ha ganado el Copé; habrá que leerlo para ver si cambia mi parecer. Sobre Enriqueta Beleván, es sin duda una buena poeta, pero menor dentro del espectro de los años setenta, creo que bien representados en mi selección. Saludos cordiales.

    ResponderEliminar
  16. Me refería a Mónica Beleván, en fin. Saludos.

    ResponderEliminar
  17. Deberías incluir plaquetas, yo propondría unas cuantas. Ah, las (un) sangre.

    ResponderEliminar
  18. He revisado nuevamente esta lista. Yo añadiría Las viñas de Moro, de Ortega. Inmanencia es terrible.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  19. María del Rosario29 de agosto de 2014, 20:05

    Sr. Irigoyen, gracias por la recopilación y las críticas certeras de su blog. Un saludo de una joven escritora, que espera aprender los trucos de sus predecesores.

    ResponderEliminar
  20. Oe, primo, de Verástegui "Monte de goce". Si "Angelus Novus" amerita una selección, el otro es mucho más solido en una selección igual de minuciosa.

    Abrazo,

    Renzo P.

    ResponderEliminar